Preguntas frecuentes

¿Es el láser podológico un procedimiento seguro?

El tratamiento con nuestro láser es un procedimiento seguro, ya que se encuentra aprobado por la FDA americana. No cuenta con efectos secundarios y no requiere de medicación oral.


¿Qué sentiré durante el tratamiento?

El procedimiento es cómodo e indoloro, aunque se puede notar cierta sensación de calor en la uña.


¿Tiene efectos secundarios?

El tratamiento con nuestro láser es seguro y no tiene ningún efecto secundario.


¿Cuantas sesiones se recomiendan?

En general se recomiendan cuatro sesiones, aproximadamente cada 15 dias. No obstante, el número de sesiones dependerá de la gravedad de la infección (tiempo de evolución, dimensión y número de uñas afectadas) y de la respuesta al tratamiento. Consulte con nuestro podólogo para cada caso concreto.


¿Cuánto tiempo dura cada sesión?

La duración media de cada sesión del tratamiento es de unos 15 minutos, dependiendo del número de dedos afectados.


¿Cuando podré volver a mi actividad normal?

El retorno a la vida cotidiana después de una sesión es inmediato.


¿Pueden reaparecer los hongos?

El hongo se elimina después del tratamiento, mostrando las uñas afectadas una mejoría a los 2-3 meses. Sin embargo, será necesario seguir las pautas de cuidado que le recomendará nuestro podólogo y así evitar una posible reinfección de los hongos, ya que éstos están presentes en nuestra vida diaria.


¿Puedo pintarme las uñas después del tratamiento?

La aplicación del esmalte puede ser inmediatamente después del tratamiento. No obstante, es importante que se elimine todo el esmalte de uñas el día antes de la sesión.


¿Cuánto cuesta este procedimiento?

En la primera consulta le informaremos con detalle de las ventajas y del precio del tratamiento láser. En esta primera visita se hace la toma de muestra para el cultivo, al objeto de asegurar la existencia de hongos.


¿Cubre mi compañía sanitaria este tratamiento?

Actualmente, los tratamientos con láser son considerados tratamientos estéticos, (aunque en este caso no debería tener esta consideración, ya que estamos tratando una infección por hongos) y a día de hoy, estamos en contacto con distintas compañías sanitarias con la intención de que incluyan total o parcialmente este tratamiento, pero hasta la fecha no está cubierto por las mismas.